El coleccionismo de uniformes y accesorios militares

the-collection-of-uniforms-and-military-accessoriesEl coleccionismo de uniformes, así como todo tipo de accesorios y prendas originales de la Segunda Guerra Mundial, constituye otro fascinante universo de posibilidades para coleccionistas, fanáticos, historiadores, y curiosos. Existe todo un mercado alrededor de los trajes y accesorios, y algunos objetos cambian de manos a precios realmente altos.

Desde prendas propiamente dichas (pantalones, chaquetas, botas) hasta pequeños detalles, como broches o insignias, pasando por gorras, cascos, cintos, o guantes; la fascinación que proyecta la Segunda Guerra le otorga a estas prendas un aura especial que hace que los amantes del coleccionismo las consideren especialmente valiosas. Incluso botones o agujetas pueden ser comprados y vendidos a quienes estén interesados en poseer los artículos más específicos relacionados con aquel conflicto armado.

La rareza de las prendas a nivel geográfico hacen que su valor sea muy diferente dependiendo de dónde se busquen. Las insignias de países más pequeños o remotos tienen un valor especial debido a su escasez. Por ejemplo, un uniforme soviético puede cambar de manos por más de dos mil dólares en los Estados Unidos. Y una pequeña insignia lituana puede costar más de doscientos. Las gorras y cascos también son especialmente valorados y buscados.

Los uniformes alemanes también producen un interés especial, sobre todo por la complejidad del sistema de rangos de las fuerzas armadas nacional socialistas, y también por cómo las cientos de películas acerca de los horrores de la Alemania Nazi han descripto al más mínimo detalle los atuendos de los diferentes escalafones. Los precios que alcanzan las prendas alemanas también pueden llegar a ser altísimos.

Los verdaderos coleccionistas pueden satisfacer su interés por el completismo más acérrimo, adquiriendo toda clase de accesorios, como insignias y medallas de todos los países participantes en el conflicto. El mundillo del coleccionismo de prendas de la Segunda Guerra es verdaderamente inabarcable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *